Historia

La talabartería fue fundada  en los años 16 a principios del siglo XX en Medellín, cuando Don Castor Arango teniendo un almacén de artículos e insumos para el campo, vio la oportunidad de crear su propia talabartería para satisfacer una gran demanda para esa época.
Actualmente la empresa cuenta con un portafolio de productos mucho más amplio ofreciendo artículos no solo para vaquería, si no para todas las actividades ecuestres. Esta sigue conservando la técnica original con la que se trabajó desde su inicio, pues el producto ofrecido es hecho totalmente a mano y con materias primas rigurosamente seleccionadas.